La procuraduría para la Diversidad Sexual de Nicaraguase declara complacida con el papa.

Managua,(EFE).- La procuradora para la diversidad sexual en Nicaragua valoró como positivas las palabras del papa Francisco, quien dijo que “si una persona es gay busca al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarla”.

“Saludamos que el Papa Francisco esté haciendo este esfuerzo de acercar a la jerarquía de la iglesia a la feligresía, de reconocer la diversidad que compone al catolicismo en el mundo”, dijo a Efe la procuradora especial para la Diversidad Sexual, Samira Montiel.

La funcionaria añadió que “indudablemente sus palabras muestran, como mínimo, una voluntad de acercarse a la comunidad LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersex)”.

Las declaraciones de Francisco pueden representar un cambio “muy positivo” para las personas que defiende la Procuraduría, ya que la religión es utilizada para agredirlos y negarles sus derechos humanos, afirmó Montiel.

El Papa comentó además que “el catecismo de la Iglesia Católica explica y dice no se deben marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad”.

“Nos alegra, sin duda, que una personalidad como el Papa haga estas declaraciones, ojalá la jerarquía de la Iglesia Católica en Nicaragua lo retome y abandone su postura homofóbica y misógina”, declaró Montiel.

“Las declaraciones de Su Santidad dejan a muchos diputados y diputadas, así como a la misma Conferencia Episcopal, sin su argumento principal para negarnos derechos”, matizó la procuradora, antigua coordinadora del grupo lésbico Safo, quien recordó que el Estado de Nicaragua es laico.