Bolivia, Costa Rica, El Salvador y Paraguay optan al Consejo de DD.HH. de ONU. Los cuatro países aspiran a las tres vacantes que se abrirán en el CDH el 31 de diciembre dentro del grupo de plazas reservadas a Latinoamérica y el Caribe en una votación que se celebrará en la Asamblea General de las Naciones Unidas. EFE/Archivo
Bolivia, Costa Rica, El Salvador y Paraguay optan al Consejo de DD.HH. de ONU. Los cuatro países aspiran a las tres vacantes que se abrirán en el CDH el 31 de diciembre dentro del grupo de plazas reservadas a Latinoamérica y el Caribe en una votación que se celebrará en la Asamblea General de las Naciones Unidas. EFE/Archivo

Naciones Unidas, (EFE).- Bolivia, Costa Rica, El Salvador y Paraguay competirán mañana por tres asientos en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas, que renovará a 15 de sus 47 miembros.

Los cuatro países aspiran a las tres vacantes que se abrirán en el CDH el 31 de diciembre dentro del grupo de plazas reservadas a Latinoamérica y el Caribe en una votación que se celebrará en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Costa Rica busca la reelección, pues es actualmente parte del organismo, mientras que Bolivia, El Salvador y Paraguay tratan de entrar como nuevos miembros.

Junto al costarricense, expiran este año los mandatos de Chile y Perú, mientras que Argentina, Brasil y Venezuela seguirán al menos un año más en este órgano y Cuba y México tienen su puesto hasta 2016.

Los candidatos deben reunir una mayoría absoluta (97 votos) en la votación de la Asamblea General, que es secreta y en la que participan los 193 Estados miembros de la ONU.

Según las normas de las Naciones Unidas, en la elección deben tenerse en cuenta las contribuciones de los aspirantes a la promoción y la protección de los derechos humanos y sus compromisos individuales y su ejemplo en ese ámbito.

Los elegidos sirven un mandato de tres años y tras dos consecutivos no pueden optar a la reelección inmediata.

El CDH, que se reúne en Ginebra, es el órgano de las Naciones Unidas encargado de promover y proteger los derechos humanos en todo el mundo y de analizar las supuestas violaciones que se registran.

Por ejemplo, en julio de este año el Consejo condenó la ofensiva israelí en Gaza y en su última sesión, en septiembre, se ocupó de las consecuencias de las crisis que se viven en Irak, Siria y Ucrania, entre otros lugares.

El CDH celebra sesiones regulares tres veces al año, aunque puede convocar reuniones extraordinarias en caso de que así lo soliciten al menos un tercio de los miembros.

El organismo se creó en 2006 en sustitución de la antigua Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que fue muy criticada por permitir la participación de países acusados de no respetar los derechos humanos.

Sin embargo, el CDH ha seguido recibiendo críticas parecidas, pues en su corta historia ha tenido como miembros a la Libia de Muamar el Gadafi y otros muchos países condenados por las organizaciones de derechos humanos como Cuba, China o Arabia Saudí.