Nueva York, (EFEUSA).- El cónsul dominicano en Nueva York, Eduardo Selman, acusó hoy al premiado escritor Junot Díaz de ser “anti dominicano”, luego de que se sumara a un grupo de activistas para pedir al Congreso una resolución de condena por los “abusos” contra los dominicanos de origen haitiano con riesgo de convertirse en apátridas.

Cónsul dominicano acusa a escritor Junot Díaz de ser "anti dominicano". El escritor de origen dominicano Junot Díaz. EFE/Archivo.
Cónsul dominicano acusa a escritor Junot Díaz de ser “anti dominicano”.
El escritor de origen dominicano Junot Díaz. EFE/Archivo.

“En la República Dominicana se ha actuado con transparencia en la implementación de las medidas migratorias y no se ha registrado ningún caso de violación de los derechos humanos ni de apátrida con haitianos u otro extranjero, contrario a lo que sostiene Díaz, quien ha demostrado ser anti dominicano”, afirmó Selman en comunicado de prensa.

Igualmente, el cónsul informó que ha retirado a Díaz, que en 2008 ganó un Pulitzer por su primera novela “La maravillosa vida breve de Óscar Wao” (ficción), el reconocimiento de la Orden al Mérito Ciudadano que se le otorgó en 2009, evento al que, aseguró, “ni siquiera se presentó”.

El escritor y profesor de escritura creativa, nació en la República Dominicana y cerca de cumplir los seis años vino junto con su madre y cuatro hermanos a Nueva Jersey, donde creció.

Díaz y la escritora haitiana Edwidge Danticat participaron el miércoles en una ronda de reuniones con congresistas y senadores para presionar por medidas que buscan que el Gobierno dominicano dé marcha atrás con sus medidas de regularización que ponen a cientos de miles de haitianos nacidos en la República Dominicana en riesgo de convertirse en apátridas.

Ambos se unieron al movimiento de Derechos Humanos para Todos en la República Dominicana y Amnistía Internacional para condenar la Ley de Naturalización de 2014 que, en su opinión, “solo aumenta la discriminación contra ciudadanos dominicanos de descendencia haitiana”.

Selman reiteró hoy, al arremeter contra Díaz, que en la República Dominicana se “ha actuado con apego a la Constitución y las leyes en lo que tiene que ver con el respeto a los derechos humanos”.

El cónsul se refirió al Plan de Regularización para Extranjeros indocumentados, cuyo plazo concluyó el pasado 17 de junio, que se puso en marcha junto a la Ley de Naturalización para regular el fallo del Tribunal Constitucional, pero la dificultad para probar las condiciones requeridas y denuncias de abuso policial sigue abocando a miles de indocumentados a la deportación.

De acuerdo con el cónsul, debido a esa ley, más de 350.000 extranjeros, “no sólo de Haití”, han regularizado su estatus legal en el país caribeño y aseguró que los organismos internacionales invitados por el gobierno dominicano no han registrado “ni un solo caso” de violación de derechos humanos.