El presidente de El Salvador, Mauricio Funes.

San Salvador, (EFE).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, exhortó hoy al Parlamento y a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a llegar a un “entendimiento” que evite una crisis por la anulación de la elección de la Corte de Cuentas de la República (CCR).

“Exhorto a los dos órganos del Estado a que lleguen a un entendimiento” porque “no podemos estar sin órgano contralor”, aseveró el mandatario en su programa semanal de radio, “Conversando con el Presidente”.

“Estamos acéfalos nuevamente, no tenemos Corte de Cuentas”, por lo que ese “entendimiento” es importante “para que este asomo de crisis institucional que se nos viene encima” no continúe, añadió.

La Sala de lo Constitucional anuló ayer viernes la tercera elección de la CCR realizada el jueves por la Asamblea Legislativa; las otras ocasiones fueron en enero y marzo pasados.

El tribunal reiteró que la Asamblea ha violentado varias disposiciones constitucionales, entre ellas la “honradez” y la “competencia notoria” que deben reunir los miembros de la CCR, así como que no tengan militancia partidaria.

En las tres ocasiones, el Parlamento ha elegido a Gregorio Sánchez y Javier Bernal como presidente y primer magistrado de la CCR, respectivamente, y el jueves designó a Rony Huezo como segundo magistrado, en lugar de Silvia Aguilar, quien renunció.

Los fallos de la Sala de lo Constitucional son inapelables y, por tanto, no puede acudirse a ninguna otra instancia, según la Constitución salvadoreña.

La Sala puntualizó el viernes en un comunicado que la nueva elección de la CCR “no produce efecto jurídico constitucional”.

Advirtió de que Sánchez y Bernal han permanecido “de facto” en sus cargos, por lo cual “tampoco producirán efectos los actos normativos, administrativos y jurisdiccionales que ellos hayan emitido”.

Respecto a Huezo, señaló que “no fue sometido al procedimiento especial para la elección pues no aparece que haya sido evaluado por la Comisión Política” u otro órgano parlamentario.

A raíz de los fallos de la Sala, la CCR ha estado prácticamente paralizada, con la consecuente acumulación de decenas de procesos de fiscalización y otros trámites, según el gremio de trabajadores de la institución.

Funes advirtió de que la paralización de la CCR está afectando algunas inversiones extranjeras y podría ocurrir lo mismo con el proceso para los comicios presidenciales de 2014.

Explicó que, según la legislación electoral, todos los candidatos requerirán finiquitos de la CCR para inscribirse en el Tribunal Supremo Electoral, sean o no funcionarios públicos.

“Va a llegar el momento de la inscripción de candidatos” y, si la CCR no está funcionando, “no podrán inscribirse” y “no tendremos candidatos”, remarcó Funes.

Refirió, asimismo, que el presidente del Parlamento, Sigfrido Reyes, le aseguró el viernes que “se habían subsanado” los señalamientos contra los miembros de la CCR, principalmente la supuesta falta de “honradez y competencia notoria”, pues fueron investigados para “demostrar” que cumplían los requisitos.