Lima,  (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, tomó hoy el juramento a Pedro Cateriano como nuevo primer ministro e hizo cambios en tres carteras tras la censura del Congreso a la hasta hoy primera ministra Ana Jara por un escándalo de espionaje de los servicios de inteligencia.

Humala designa como primer ministro a Pedro Cateriano tras censura a Ana Jara En la imagen, el presidente peruano, Ollanta Humala. EFE/Archivo
Humala designa como primer ministro a Pedro Cateriano tras censura a Ana Jara
En la imagen, el presidente peruano, Ollanta Humala. EFE/Archivo

Cateriano será el séptimo primer ministro durante el mandato de Humala, quien lo incorporó a su gabinete en julio de 2012 para encargarse de la cartera de Defensa que ocupó hasta hoy.

Tras la censura de Jara y la renuncia de los ministros en pleno, tal como ordena la ley cuando sale un jefe de gabinete, Ollanta Humala decidió cambiar a los titulares de Exteriores, Defensa y Justicia y Derechos Humanos.

En el ministerio de Relaciones Exteriores juró Ana María Liliana Sánchez Vargas de Ríos, quien el miércoles había sido designada como nueva embajadora de Perú en Francia, según una resolución suprema publicada en el diario oficial El Peruano.

La vacante de Cateriano en el ministerio de Defensa fue ocupada por Jake Valakvi, hasta ahora viceministro para los Recursos de la Defensa Nacional.

El hasta hoy viceministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, juró como nuevo titular de esa cartera, donde sustituye a Fredy Otárola, quien llevaba apenas mes y medio en el cargo.

Humala ratificó en sus cargos al resto de ministros, que igualmente procedieron a realizar el juramento en el salón dorado del Palacio de Gobierno en una ceremonia a la que asistió la anterior presidenta del Consejo de ministros, Ana Jara.

El Parlamento aprobó el pasado lunes la censura de la presidenta del Consejo de Ministros al atribuirle la responsabilidad política por el acopio de información pública hecha por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) a cientos de figuras públicas, políticos, empresarios y periodistas, entre otros.

La DINI ha entrado en un proceso de reorganización desde el 1 de marzo, tras una serie de denuncias periodísticas que destaparon el seguimiento a políticos e incluso a funcionarios del actual gobierno.

La censura fue promovida por los partidos de los expresidentes Alberto Fujimori y Alan García, y por el Partido Popular Cristiano (PPC), al considerar insuficientes las explicaciones de Jara en el parlamento sobre este caso.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, calificó el martes de “injusta” la censura del Congreso a Jara, y agregó que quienes aprobaron esa moción “no tienen autoridad moral” para acusarla de irregularidades en las investigaciones sobre presunto espionaje.