Nueva York,  (EFEUSA).- La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó hoy que es necesario reforzar la confianza en el sistema financiero y combatir la “naturaleza despiadada” de algunos mercados.

Lagarde pide reforzar la confianza en el sistema financiero. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE/Archivo.
Lagarde pide reforzar la confianza en el sistema financiero.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE/Archivo.

“El activo más valioso del sistema bancario es la confianza”, afirmó Lagarde al participar hoy en un seminario sobre la ética en los servicios financieros organizado por la Reserva Federal de Nueva York.

En su exposición, al inicio del seminario, Lagarde mencionó una encuesta de 2014 en la que el 45 % de los consultados calificó como negativa la reputación de la industria financiera.

Ese porcentaje situaba a la industria financiera en la tercera peor posición, después del Gobierno y la industria del tabaco.

Recordó que durante y después de la crisis de 2008 el comportamiento del sistema financiero “no fue exactamente ejemplar” y dio señales de imprudencia.

También señaló que, por encima de los beneficios para sus accionistas, el sistema financiero debe tener en cuenta su papel social y la necesidad de crear valor.

Lagarde resaltó la necesidad de actuar junto con los reguladores y las autoridades para promover nuevos valores en el sistema financiero y a la vez involucrar a la industria para que se sume a ese impulso voluntariamente.

Pero también dijo que se debe generar un “cambio cultural” desde las escuelas, el mundo académico y las organizaciones sociales para fomentar “valores morales”.

La directora gerente del FMI insistió también en destacar el papel de los individuos frente a las sociedades a la hora de defender estos principios y también a la hora sancionarlas si no cumplen con parámetros éticos.

“Las compañías no toman decisiones, son los individuos las que las toman y quienes las omiten”, señaló.

En ese sentido, planteó la posibilidad de que, al igual que los médicos y los abogados, los banqueros tengan que hacer algún tipo de juramento profesional con el fin de someterse a un código que defienda principios éticos.

Mencionó como ejemplo que en los últimos seis años los mayores bancos de Estados Unidos y Europa han recibido multas por diversas razones por valor de 230.000 millones de dólares, una cifra equivalente al producto interno bruto de Grecia durante 15 meses.

“Se necesitan acciones rápidas para restaurar la confianza del sector financiero”, señaló.

En un debate posterior en el que participó junto con el vicepresidente de la Reserva Federal, Stanley Fischer, Lagarde defendió también la necesidad de que las instituciones actúen con transparencia y claridad a la hora de definir sus regulaciones.