Washington, (EFEUSA).- El índice de precios al productor (IPP) en Estados Unidos se mantuvo estable en agosto tras haber aumentado un 0,2 % el mes anterior, informó hoy el Departamento de Trabajo.
Los analistas habían pronostico un declive del índice en agosto a causa del descenso de los precios de la gasolina.

Los precios al productor se mantuvieron estables en agosto. En agosto los precios de los alimentos aumentaron un 0,3 % tras haber disminuido un 0,1 % el mes anterior, mientras que los de la energía cayeron un 3,3 %, según el informe del Gobierno. EFE/Archivo
Los precios al productor se mantuvieron estables en agosto.
En agosto los precios de los alimentos aumentaron un 0,3 % tras haber disminuido un 0,1 % el mes anterior, mientras que los de la energía cayeron un 3,3 %, según el informe del Gobierno. EFE/Archivo

En agosto los precios de los alimentos aumentaron un 0,3 % tras haber disminuido un 0,1 % el mes anterior, mientras que los de la energía cayeron un 3,3 %, según el informe del Gobierno.

Si se excluyen alimentos y energía, más volátiles que otros sectores, los precios al productor aumentaron un 0,3 % en agosto, por encima de lo esperado e igual que en julio.

En los últimos 12 meses, el descenso acumulado del IPP en agosto fue del 0,8 %, el mismo que en julio y reflejo de la fuerte disminución de los precios de la energía durante el año pasado.

Sin tener en cuenta los precios de la energía y de los alimentos, el IPP interanual quedó en agosto en el 0,9 %, tres décimas por encima del mes anterior.

La inflación interanual cerró en julio en 0,2 %, todavía lejos del objetivo anual del 2 % marcado por la Reserva Federal (Fed), el banco central.

La Fed celebrará su próxima reunión sobre política monetaria el 16 y 17 de septiembre, aunque los expertos dudan ahora de que anuncie entonces la esperada subida de los tipos de interés de referencia, debido a la volatilidad en los mercados causada por la debilidad de la economía china y a que la inflación sigue baja.