Austin (TX),  (EFEUSA).- El presidente, Barack Obama, mostró hoy su apoyo al estudiante de 14 años detenido en un instituto de Irving (Texas) después de que los profesores y la Policía confundiesen un reloj digital casero que había llevado a clase con una bomba.

Obama apoya al joven detenido por llevar un reloj que confundieron con bomba. El presidente estadounidense, Barack Obama, durante un encuentro con empresarios en Washington, Estados Unidos, hoy 16 de septiembre de 2015. EFE.
Obama apoya al joven detenido por llevar un reloj que confundieron con bomba.
El presidente estadounidense, Barack Obama, durante un encuentro con empresarios en Washington, Estados Unidos, hoy 16 de septiembre de 2015. EFE.

“Qué reloj tan bonito, Ahmed. ¿Quieres traerlo a la Casa Blanca? Deberíamos animar a más chicos como tú a que les guste la ciencia. Eso es lo que hace grande a los Estados Unidos”, escribió el presidente en su cuenta de la red social Twitter.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, explicó en su rueda de prensa diaria que, como muchas otras personas, Obama quedó “sorprendido” por la noticia de la detención del joven, Ahmed Mohamed, y decidió invitarlo a participar en una feria científica y de innovación que se celebrará en la Casa Blanca el próximo mes.

Según Earnest, el presidente cree que este caso es un ejemplo de “estereotipos dañinos” y de que “algunos profesores” del país están “fracasando” en la tarea de “promover la curiosidad” de sus alumnos.

El chico empezó clases en el Instituto MacArthur de Irving hace algunas semanas y este lunes quiso mostrar a sus nuevos profesores su talento para la construcción de artilugios, por eso llevó el reloj digital que él mismo había diseñado.

Primero se lo enseñó a su profesor de tecnología, que le dijo que era “muy bonito” pero también le recomendó que “no se lo mostrase al resto”, según explicó el propio Mohamed al rotativo local “The Dallas Morning News”.

Pero en su siguiente clase, el reloj emitió un pitido y, al verlo, una profesora dijo: “Parece una bomba”.
Al cabo de unos minutos, el director del centro lo sacó de clase y lo llevó a un despacho donde lo esperaban cinco agentes de Policía que lo interrogaron, registraron y requisaron su reloj casero y su tableta.

“Me dijeron: ‘Así que querías hacer una bomba’. Yo les respondí que no, que era un reloj, pero el agente insistió: ‘A mí me parece una bomba'”, explicó el joven estudiante.

Después lo llevaron esposado a una comisaría, donde lo interrogaron de nuevo, le tomaron las huellas dactilares y finalmente quedó en libertad.

“No creo que sea justo lo que me pasó. Yo llevé algo a la escuela que no era una amenaza para nadie, no hice nada malo. Solo le mostré algo a mis profesores y acabé detenido”, se lamentó el joven inventor.

Un portavoz de la Policía de Irving, el agente James McLellan, explicó a la cadena “NBC-DFW” que “el dispositivo tenía similitudes con un reloj”, pero que Mohamed no colaboró con ellos y no quiso dar explicaciones.

“Nuestra preocupación era, ¿para qué construyo esto?”, dijo el oficial.

Por su parte, el padre del joven, Mohamed Elhassan Mohamed, denunció que la detención de su hijo es un caso de islamofobia: “Él tan solo quiere inventar cosas, pero como se llama Mohamed lo maltrataron”.

Por su parte, la directora del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses en Dallas, Alia Salem, explicó a la cadena local “WFAA” que hoy se reunirán con el director del Instituto MacArthur y el jefe de la Policía de Irving para tratar el caso.

“Me parece que esto no habría pasado si el chico no se llamase Ahmed Mohamed”, afirmó Salem.

El caso ha levantado mucho revuelo en las redes sociales, donde centenares de usuarios han mostrado su apoyo al chico a través de las etiquetas #IStandWithAhmed y #helpAhmedmake.