Washington,  (EFEUSA).- La canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, aseguró hoy que su Gobierno sigue llevando a cabo reuniones con diferentes países de la región para “promover el entendimiento” y “procurar bajar las tensiones” ante la Cumbre de las Américas que acogerá el mes próximo.

Panamá continúa reuniones para "bajar tensiones" ante Cumbre de las Américas La canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado. EFE/Archivo
Panamá continúa reuniones para “bajar tensiones” ante Cumbre de las Américas
La canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado. EFE/Archivo

“De acuerdo a nuestra vocación de diálogo y nuestra vocación de promover el entendimiento, hemos estado hablando con muchísimos países de la región buscando que se utilice el dialogo para enfrentar esta situación, procurando que reine el entendimiento, procurando bajar las tensiones”, dijo la canciller en Washington.

La jefa de la diplomacia panameña hizo esas declaraciones a la prensa durante la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la elección del excanciller uruguayo como nuevo secretario general del organismo.

Saint De Malo, que como otros 18 cancilleres acudió a la Asamblea General extraordinaria de la OEA para la elección de Almagro, explicó que su Gobierno espera que la cumbre que auspiciará sirva como mesa “para el libre debate de ideas”, en referencia a las crecientes diferencias entre Caracas y Washington.

De Saint Malo indicó que “no es buena noticia” para América Latina la situación que están atravesando Estados Unidos y Venezuela, no solo por la cumbre sino en términos generales.

Asimismo, la canciller y vicepresidenta panameña aseguró que la cumbre que se celebrará a mediados de abril en su país tendrá como objetivo plantear “una agenda muy relevante” que tratará de discutir la equidad y el desarrollo en las Américas.

Preguntada si teme que dicha agenda se vea empañada por la crisis venezolana, De Saint Malo lo negó categóricamente aduciendo que la reunión se erigirá como “un espacio establecido para el libre debate de ideas”.

En su opinión, no hay que temer a ese debate aunque las ideas no sean coincidentes, ya que “eso es parte de la democracia”.

“Esperamos que las Américas lleguen a la Cumbre de las Américas a hablar de todos los temas y todos los retos que aborda la región”, concluyó, horas antes de reunirse con varios de sus homólogos asistentes a la Asamblea, entre ellos la venezolana Delcy Rodríguez.