Lima,  (EFE).- El Gobierno de Perú condenó hoy, en los términos más enérgicos, los actos de barbarie terrorista perpetrados en Túnez y Yemén en los últimos días, atribuidos a facciones del autodenominado Estado Islámico y que han causado la muerte de al menos 160 personas.

Perú condena actos de barbarie terrorista en Túnez y Yemén En la imagen, el presidente de Perú, Ollanta Humala. EFE/Archivo
Perú condena actos de barbarie terrorista en Túnez y Yemén
En la imagen, el presidente de Perú, Ollanta Humala. EFE/Archivo

Un comunicado oficial de la cancillería agregó que Perú transmite sus condolencias a los familiares y allegados de las víctimas mortales y a los Gobiernos de Túnez y Yemen.

Asimismo, reiteró su “solidaridad con los pueblos tunecino y yemení; así como con todos los países cuyos ciudadanos han sido afectados por los atroces atentados”.

El Gobierno del presidente peruano, Ollanta Humala, reafirmó su “repudio al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, que atentan contra los valores y principios que sustentan la convivencia civilizada entre las naciones”.

El ataque a dos mezquitas en la ciudad de Saná, la capital yemení, dejó 154 muertos el pasado viernes, en lugares que son frecuentados por los dirigentes del grupo chií rebelde de los hutíes.

Yemen está sumido en un profundo conflicto político, agravado desde que el presidente Hadi se retractara el mes pasado desde Adén de su anterior dimisión y anunciara que continuaba siendo el presidente legítimo del país, en oposición a lo dictado por los hutíes.

En tanto, un atentado yihadista dejó 21 muertos en Túnez el pasado miércoles, entre los cuales hubo 20 turistas extranjeros que visitaban un museo de esa ciudad.

Los dos atacantes muertos han sido identificados como Yasine al Abidi y Hatem al Jachnaui, miembros al parecer de una hasta la fecha desconocida célula del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Túnez, que ha reivindicado la masacre.