Brasilia,  (EFE).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibirá mañana a su homóloga de Corea del Sur, Park Geun-Hye, con quien discutirá alternativas para atraer más inversiones e impulsar el intercambio comercial bilateral, actualmente deficitario para los brasileños.

Rousseff recibirá a presidenta surcoreana interesada en comercio e inversión La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. EFE/Archivo
Rousseff recibirá a presidenta surcoreana interesada en comercio e inversión
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. EFE/Archivo

Fuentes diplomáticas brasileñas explicaron que la visita de Park es vista como una oportunidad para ampliar negocios con ese país, con el que el comercio bilateral llegó a la suma de 12.400 millones de dólares el año pasado, con la balanza desfavorable para Brasil en unos 4.000 millones de dólares.

Brasil tiene una fuerte necesidad de potenciar sus exportaciones, después de que su balanza comercial acumuló un déficit de 5.557 millones de dólares en el primer trimestre de este año, tras cerrar 2014 con un saldo negativo de 3.930 millones de dólares.

El subsecretario general del Departamento Político del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Alfredo Graça Lima, explicó que Brasil intentará buscar alternativas para permitir el ingreso al mercado surcoreano de la carne de cerdo producida en el sureño estado de Santa Catarina.

Esa región es la principal productora de cerdo del país y cuenta con las certificaciones internacionales necesarias para exportar, pero éstas no son extensivas al resto de Brasil, lo cual es un requisito exigido por Corea del Sur para abrir su mercado cárnico.

Otro punto de interés para Brasil, según Graça Lima, pasa por las inversiones coreanas, que actualmente llegan a unos 3.800 millones de dólares.

Cerca del 80 % de esa inversión se concentra en el sector de automóviles, pero las empresas surcoreanas también están presentes en áreas de alta tecnología y siderurgia, en las que según explicó el diplomático existen “nuevas oportunidades” de negocios.

Así como ocurre con el comercio, Brasil está urgido de aumentar la inversión extranjera, con la meta de garantizar el empleo y el desarrollo de obras de infraestructura en medio de una muy delicada situación económica, que puede llevar al país a cerrar este año con una contracción cercana al 1 %, según admite el propio Gobierno.

Park llegará a Brasilia procedente de Santiago de Chile, que ha sido la tercera escala de una gira suramericana que le llevó también a Colombia y Perú.

La presidenta surcoreana será recibida mañana, viernes, por Rousseff, con quien discutirá también una serie de iniciativas que apuntan a fortalecer la cooperación bilateral en las áreas de tecnología de la información, salud y educación.

Tras un almuerzo que Rousseff ofrecerá a Park y su comitiva, la presidenta surcoreana partirá hacia Sao Paulo, corazón financiero e industrial del país, donde mañana mismo participará en un seminario organizado por la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP).

El sábado, Park concluirá su visita a Brasil y la propia gira por Suramérica en Sao Paulo, donde se reunirá con representantes de la colectividad surcoreana residente en el país, formada por cerca de 50.000 personas.