Houston (EEUU), (EFE).- Luces y sombras las que vivieron los peloteros latinoamericanos en la jornada sabatina de las series de división de la Liga Nacional del béisbol profesional con el cubano Jorge Soler como el líder de la ofensiva de los Cachorros de Chicago y el mexicano Adrián González de los Dodgers de Los Ángeles.

Soler lideró ataque de Cachorros; González de Dodgers; grave lesión de Tejada. En la imagen, el guardabosques cubano Jorge Soler. EFE/Archivo.
Soler lideró ataque de Cachorros; González de Dodgers; grave lesión de Tejada.
En la imagen, el guardabosques cubano Jorge Soler. EFE/Archivo.

Mientras que el segunda base panameño Rubén Tejada, en una de las jugadas más polémicas en la temporada, y la segunda discutible consecutiva en lo que va de las series divisionales, sufrió una grave lesión con la fractura en la pierna derecha, en el duelo que su equipo de los Mets de Nueva York mantuvo frente a los Dodgers.

La doble jornada comenzó en San Luis, donde Soler coronó racimo de cinco carreras pegando batazo de vuelta entera bueno para dos anotaciones y los Cachorros derrotaron 6-4 a los Cardenales.

La victoria les permitió a los Cachorros poner números de 1-1 en la serie de división de la Liga Nacional que se juega al mejor de cinco.

Soler (1) estuvo perfecto con el bate al irse de 2-2 en su primera actuación en la fase final, y el jonrón que pegó en la segunda entrada, permitió a los Cachorros coronar racimo de cinco anotaciones que prácticamente aseguraron el triunfo.

El receptor venezolano Miguel Montero no quiso quedarse atrás y en tres viajes al plato remolcó una carrera y pisó una vez la registradora.

Montero, que logró su primera remolcada en la fase final, deja en .182 su promedio con el tolete, mientras que su compatriota el cerrador Héctor Rondón (1) se acreditó el rescate en trabajo de un episodio.

Rondón, que fue el cuarto y último lanzador que los Cachorros mandaron al montículo, aceptó sólo un imparable y preservó la ventaja de Chicago.

Por los Cardenales, el receptor puertorriqueño Yadier Molina tuvo de 3-1 y el abridor mexicano Jaime García (0-1), que trabajó solamente dos episodios en los que recibió castigo de cuatro imparables, un jonrón y cinco carreras, dio una base y retiró a dos por ponche, cargó con la derrota.

García tuvo que abandonar el montículo en la segunda entrada debido a molestias estomacales.

Su compatriota González vivió la cara de la moneda al ser el líder del bateo oportuno que ayudó a los Dodgers a venir de atrás y ganar 5-2 a los Mets en el segundo partido de la serie que ahora está empatada a 1-1.

González pegó doble de dos carreras y llegó a la registradora con doble de Justin Turner para completar el racimo de cuatro, que hicieron los Dodgers en la parte baja de la séptima entrada.

El toletero mexicano se fue de 4-1 con un par de carreras remolcadas que le pusieron con tres en lo que va de la fase final, anotó una y dejó en .250 su promedio de bateo.

El guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández hizo dos viajes a la caja de bateo y pegó una vez, también anotó carrera y se robó su primera en la fase final.

Por los Mets, los guardabosques el cubano Yoenis Céspedes (1) tuvo tres enfrentamientos con el lanzador, pegó una vez y sacó la pelota del campo, sin corredores en los senderos. Céspedes deja en .143 su promedio con el tolete en lo que va de fase final.

En una de las jugadas más polémicas en la temporada, y la segunda discutible consecutiva en lo que va de las series divisionales, Tejada fue el protagonista perdedor.

Si una noche antes, el guardabosques dominicano de los Azulejos de Toronto, José Bautista, pidió que se aclare porqué dieron como buena una jugada clave de los Vigilantes de Texas en la décimo cuarta entrada, que les permitió acreditarse el triunfo en el segundo partido de la serie de división de la Liga Americana, esta vez fue el panameño Tejada quien resultó seriamente afectado, con fractura en la pierna en otra jugada discutible y polémica.

El segunda base Chase Utley llegó a la intermedia “barriéndose” y provocando fractura a Tejada, durante en el séptimo episodio, en una jugada clave que permitió a los Dodgers de Los Ángeles conseguir racimo de cuatro carreras y completar la remontada.

Tejada, que trataba de poner “out” a Utley, quien corría desde la inicial, fue golpeado en la pierna derecha en la “barrida” del segunda base de los Dodgers y resultó con fractura.

La jugada que salpicó de controversia al partido se dio en la parte baja de la séptima entrada, cuando los Dodgers estaban en desventaja de 1-2 y tenían corredores en primera y tercera bases con un “out” en la pizarra.

En su turno al bate Howie Kendrick hizo jugada de selección y el segunda base panameño de los Mets, Daniel Murphy que pudo hacerse de la bola, la mandó a Tejada, quien trataba de lograr doble matanza.

Pero no fue posible logrado porque Utley, que corría de primera a segunda, hizo una “barrida” brutal, golpeando la pierna derecha de Tejada, que ante el impacto “voló” unos metros y cayó al césped.

Kendrick llegó a la primera mientras que la carrera del empate llegaba a la registradora.

Después de una revisión médica a Tejada le pusieron una protección en la pierna y lo transportaron en un carro de seguridad hacia los vestuarios.

De acuerdo a los Mets, Tejada sufrió fractura en la fíbula derecha, el hueso paralelo a la tibia, lo que lo aparta de la competición y da por concluida su partición con el equipo durante la temporada 2015.