COVID 19

COVID-19: La falta de prevención y cultura mata.

Salud

COVID 19

Honduras al igual que la mayor parte del mundo está siendo afectada por el nuevo coronavirus, pandemia que les ha quitado la vida a diez personas hasta hoy y que ya contabiliza más de 172 casos lo largo y ancho del país.

A inicios de marzo, se empezaban a escuchar los primeros casos sospechosos de personas portadoras del virus en el país, pero para estas fechas la situación a nivel mundial, específicamente en Asia y Europa, ya era preocupante.

¿Acaso no sabían las autoridades de la situación? Cuando la pandemia estaba en su apogeo en otros países, en Honduras se dejaban ingresar personas procedentes de lugares infectados sin ningún control para contener de inicio la que luego sería una emergencia nacional.

No fue hasta el 11 de marzo que se confirman los dos primeros casos de Coronavirus en Honduras, ambas personas procedentes de Europa, pero para este punto ya era muy tarde, el virus ya se había trasladado a otros.

Una semana después de confirmar el virus las autoridades actuaron como es costumbre: tarde y sin respuesta efectiva. Luego emite la orden del distanciamiento social o como se conoce en las crisis: “toque de queda”.

Creyendo que el confinamiento de las personas sería la solución al problema pudo ser el detonante del virus en el país, gente que salió a manifestarse por falta de comida, gente se abarrotó en bancos y supermercados ignorando las medidas de contagio agudizó la crisis.

Por otra parte, las personas por diferentes razones, ya sea ignorancia, rebeldía o simple incultura de una parte de una porción del pueblo hondureño ha decidido salir sin tomar en cuenta que no sólo ellos serán afectados sino muchos a su alrededor.

Hasta hoy sabemos que el auto confinamiento de las personas no ha sido la respuesta adecuada ya que ni las propias autoridades de salud se han podido proteger del virus y ahora son casos sospechosos de portarlo.

Es necesario por parte del gobierno invertir en quienes pueden tener la logística y poseen el recurso económico e invertir de manera contundente en el área de la salud y que los hondureños tomemos verdadera conciencia de la situación que estamos pasando.