Fuerzas de Seguridad de Honduras “declaran guerra” al coronavirus

Nacionales Portada

Con los médicos, enfermeros y operadores de salud siendo la primera línea de defensa contra el coronavirus, en las periferias del campo, otros combatientes libran su propia lucha contra la pandemia: las Fuerzas de Seguridad.

Y es que, para frenar el avance local de la pandemia el Gobierno ha “enlistado” a una fuerza policial de 18 mil efectivos y al segundo ejército más poderoso de la región.

El 10 de marzo, el Presidente Juan Orlando Hernández, notificó sobre los dos primeros casos confirmados de coronavirus en Honduras.

Seis días y seis casos luego, Hernández ordenó un toque de queda absoluto por una semana en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca, las ciudades con casos confirmados.

“Nadie entra, ni sale, ni se mueve en La Ceiba, Choluteca y Distrito Central” –  Julián Pacheco, Ministro de Seguridad

Mientras tanto, en el resto del Honduras se impusieron medidas parciales. 

Lucha contra el Coronavirus

Para mediados de marzo la estrategia del Gobierno incluía el cierre de los focos críticos de infección.

Por este motivo, entre el 17 y 22 de marzo, la Policía Nacional cerró las cuatro colonias con casos reportados.

Miembros de la Policia Nacional asegurando la Colonia Abraham Lincoln.          Cortesía de El Heraldo

En Tegucigalpa, los policías bloquearon los accesos a la colonia Abraham Lincoln de dónde residían cuatro pacientes.

Asimismo, fueron aseguradas las entradas de las colonias San Juan Bosco y El Carrizal de Tegucigalpa; y la colonia Vista Hermosa en Villanueva en el departamento de Cortés.

Operación Honduras Solidaria

La mayoría de las actividad por los militares se ha reportado en el reabastecimiento de alimentos de la población.

El 23 de marzo el Presidente Hernández anunció la operación “Honduras Solidaria”, un operativo de entrega de alimentos para los 3.2 millones de hondureños más vulnerables.

“Iniciaremos en la colonia Los Pinos de Tegucigalpa el miércoles con el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional,” – Hernádez.

Militares distribuyendo sacos de alimentos y suministros en una colonia de la capital. Cortesía de AFP

Así como fue anunciado, los efectivos de seguridad entregaron raciones de comida e insumos de higiene a 1350 familias de la colonia Los Pinos de Tegucigalpa.

Asimismo, se entregaron 5 mil sacos en la colonia Villa Nueva y dos mil sacos en la Tres de Mayo, ambas ubicadas en la capital.

Continúan las operaciones de Seguridad

La declaración del toque de queda ha desplegado efectivos de seguridad alrededor del país para resguardar a la población y asegurar el orden.

En los negocios que han abierto intermitentemente sus puertas, militares y policías aseguran que los clientes mantengan las medidas de distanciamiento social y de saneamiento.

Miembro de las Fuerzas Armadas resguardando  una pulpería de Tegucigalpa. Crédito: DW

En algunos casos, militares rociaron las manos y zapatos de los clientes con desinfectantes para reducir el riesgo de contagio. 

Sin embargo, algunos cuestionan la capacidad de las Fuerzas Armadas para contener a la población en sus hogares.

Los casos de coronavirus en Honduras siguen aumentando y se reportan protestas en las zonas más afectadas por la falta de alimentos, así como aglomeraciones en supermercados y gasolineras. 

En días recientes se han popularizado videos de militares castigando a civiles que han desafiado el toque de queda.